Yachaq grafiti

Yachaq grafiti

lunes, 10 de abril de 2017

Korriente A editores presentó su catálogo de publicaciones en librería de Miraflores

   La noche del viernes 7 de abril fue mágica. Teatro, poesía, humor, espontaneidad y un público ávido se fusionaron en la librería Lancom, en Miraflores. Los recitales de poesía en esta infame ciudad son soporíferos por lo general. Tiene razón el gran poeta gringo Lawrence Ferlinghetti cuando dice: Hemos visto a las mejores mentes de nuestra generación / destruidas por el hastío en las lecturas de poesía. No obstante, el recital de los poetas de Korriente A e invitados no fue nada solemne ni aburrido. La mesa de poesía literalmente no existió. Ni las vacas sagradas ni los poetas serios tuvieron lugar. Una leve anarquía iluminó la noche en ese recinto del saber y del ocio (re)creativo. 

Korriente A editores presentó su catálogo de publicaciones y su propuesta editorial. Pool Carbajal y Márlet Ríos dejaron en claro que son guiados por el desenfado y el principio DIY (do it yourself), o sea hazlo tú mismo o muere. No hay más. Si editoriales como Celacanto y tantas más quieren cobrar como mercaderes desbocados para publicar poesía, allá ellos. Tal vez los impresentables "padres de la patria" (o sus críos) pueden pagar más de mil verdes por una edición y marketing sacrosanto. Korriente A editores apuesta por autores recientes y que desean hacerse conocidos. Aquí sí hay poesía (y de gran vuelo). La reciente muestra poética En los bordes del acantilado, de autores varios, y el libro Song from Lima, de Francisco León, así lo corroboran. Son las más recientes publicaciones de Korriente A editores.

Márlet Ríos y Pool Carbajal, editores de Korriente A editores



El recital poético contó con la presencia de voces cuajadas y con trayectoria como Francisco León. Pero además fue el debut (desfloramiento) de algunos. Autores que aparecen en la muestra poética En los bordes del acantilado causaron grata impresión (es el caso de José Luis Montoya, Victolman y Luis Cuenca, este último miembro de Korriente A). 

José Luis Montoya leyendo sus versos incendiarios

Poeta Luis Cuenca, de Korriente A

El grupo de teatro Sin auditorio, dirigido por Pab Salas, hizo de las suyas y sembró la anarquía y el humor subversivo. Bien por ellos. Los espectadores fueron seducidos por una performance salvaje y lúdica. Si alguien estaba siendo vencido por la modorra o el desvanecimiento, a la hora de la aparición del personaje de Belén Francese, ya nada fue igual. La colaboración entre Sin auditorio y Korriente A ya se ha plasmado en varios eventos (Casa de la Literatura, Instituto Porras Barrenechea, Feria de Libro Amazonas, etc.). Hacemos votos para que siga dando frutos. 

Grupo de teatro Sin auditorio en anárquica presentación
Belén Francese

Sin auditorio en plena performance lúdica
El respetable gozando de la presentación poética

Victolman leyendo sus sonetos

En resumen, fue una noche donde hubo poesía, teatro, humor irreverente y espontaneidad a raudales. Pool, Luis, Jamiro, Márlet y Buma se anotaron un gol de antología.



Pool Carbajal leyendo su emblemático poema "Peter Pan"

Francisco León leyendo sus poemas de su reciente Song from Lima (Korriente A editores, 2017)
Ronald Torres en éxtasis
Márlet Ríos
Isaac Bélitt

Crónica redactada el lunes 10 de abril, escapando del trabajo rutinario/mecánico
M. Ríos

martes, 17 de enero de 2017

Nuevos títulos publicados

   Han aparecido recientemente (diciembre de 2016) los libros Senda de la desesperanza y Song from Lima, de los escritores Márlet Ríos y Francisco León, respectivamente. Korriente A editores ha tenido el privilegio de publicar estos trabajos descarnados y sugerentes de dos poetas contemporáneos que vienen publicando desde mediados de la década del 90. 






Unas palabras del escritor y editor de Korriente A, Pool Carbajal, sobre el libro de León:

Después de muchos años, podemos ver al escritor y periodista Francisco León, retornar al género de la poesía. Exactamente han pasado 8 años de su último poemario Summer Screams (2009). Esto no debería sorprendernos, pues Francisco León es un poeta contundente y destacado. De este modo, en sus novelas (Resplandor Púrpura y Tigres de Papel) se puede percibir la impronta poética. Este libro, breve, ha sido editado por Korriente A editores.


Hablando de la editorial, podemos resaltar que el objetivo de Korriente A es: difundir obras de calidad a bajo costo y hechas de manera cooperativa. Respecto al texto, compuesto por dos partes autónomas, encontramos una intención de visibilizar las tensiones y desencanto que la Conquista produjo en el Perú y que aún no terminan de ser resueltas. Es una obra ambiciosa; en ese sentido, totalizadora y ajena a los malabarismos retóricos de poetas que nada dicen. 








De próxima aparición será En los bordes del acantilado, breve muestra poética contemporánea, que incluirá algunas esperadas sorpresas. A mediados del 2016, Korriente A editores publicó Insana virtud. Muestra poética reciente de la posmodernidad, libro en el cual participaron autores como José Carlos Botto, Miguel Hernández Sandoval, David de Soto, entre otros. Pero ahora los dejamos con un botón de muestra de Senda de la desesperanza:





Alma-noche


Cuando no puedo pronunciar tu nombre
Respiro tu influjo incardinada Noche
Siento tu aliento desguazado
Te reconozco entre edificios abandonados farolas
Silenciosas y tugurios sin que huyas de mi aura gris
Mientras neura se resiste a dejarme
Con mis pantalones gastados y mi liviandad en ascuas
Fue amor a primera vista
Desde aquella enmierdada escuela con nombre
De escritor danés de cuentos infantiles
A caballo entre la pubertad y la desesperación
Y te busco compulsivamente
Como serial killer
Entro en tu carne de guaricha indomable
Respiro tu influjo de tótem envolvente
En esta inhabitada urbe de ramajes de fibra óptica
Donde todo está perdido
Donde la conmiseración es una chanza
Y los niños son autómatas sonrientes que destazan pajaritos
Y yo siento una pena insondable por tu partida.




Por Korriente A editores (2017)



Foto de Isa Ramos de la Cruz
Recital del 2 de marzo de 2017 (foto de Rodolfo Moreno)


lunes, 29 de agosto de 2016

Presentación de libro Insana virtud



Una crónica de la presentación de Insana virtud en la feria de libro Amazonas


   Destino Kañón lo tenía todo fríamente planeado. Como un imperturbable kamikaze irrumpió sin ser presentido con los ojos enrojecidos. Y recitó como un poseso con el alma negra y tierna que todos conocemos. Ahora que se ha convertido en padre, deseamos que su ternura se ramifique como una enredadera dichosa. Pero, vamos por partes…

   Ron, vino, cerveza, cigarrillos, un escritor uruguayo que canceló su presentación, más trago, la inefable hora perucha, firma de autógrafos y gatos negros correteándose como electrones sin freno por el recinto. Vaya que fue una gran noche. Si el éxito de una presentación libresca, se mide por la cantidad de público y el cariño de los amigos y conocidos, podemos afirmar que el evento fue exitoso. Aunque no estuvieron todos los miembros de Korriente A (Darsi Ribeiro tuvo una contrariedad), Pool, Jamiro, Márlet, Lola, Destino y los colaboradores del grupo (Pab Salas et ál.) dejaron en claro que se las traen. 


Poetas Pool Carbajal, David de Soto, Jamiro y Márlet Ríos antes de la presentación.

   Rodolfo Moreno y Rafael Alvarado son los promotores culturales que han dinamizado este circuito no oficial con base en un voluntarismo y una fe inquebrantable. Por este espacio de los jueves, han pasado grandes escritores. Y fue la tarde del jueves 25 de agosto inolvidable por varios motivos.


Foto de Rodolfo Moreno.

   Como lo recalcó el editor responsable del libro, Márlet Ríos, el libro de marras debió salir hace un año. Inicialmente, se iba a tratar de una muestra poética del grupo Korriente A. No obstante, Pool Carbajal tuvo la brillante idea de incluir a otros escritores con trabajos publicados. Fueron incluidos así David de Soto, José Carlos Botto y Miguel Hernández Sandoval. No se recurrió a renombradas editoriales ni buscó el auspicio de alguna respetable institución oficial. Se puso en práctica el principio DIY (Do It Yourself), o sea “hazlo tú mismo”. Esto fue posible porque ya existía una relación de confianza y una amistad de años entre los miembros principales del colectivo. También pesó que algunos miembros del grupo han pasado por experiencias autónomas en el campo cultural y contestatario. Korriente A editores nace por todo lo alto y muy lejos del circuito oficial elitista. 



   El recital poético despertó los aplausos encendidos del público, sobre todo por el estilo de recitar de los poetas de Korriente A que prescinden del micrófono y se paran ante el auditorio. Se busca romper la rígida y soporífera tradición de leer sentado ante la mesa, alejado de la gente, como una momia nada espontánea. Se quiere reivindicar la horizontalidad, la autonomía, etc. 


Destino Kañón en plena performance (foto Isa Ramos)


Belleza limeña ayacuchana.

Gatito con gustos poéticos.

Como broche de oro, la obra de teatro La intrusa, de Maurice Maeterlinck, arrancó vibrantes aplausos del auditorio. Pab Salas y su grupo de teatro supieron colmar las expectativas, a pesar de que las condiciones del recinto no eran muy apropiadas para la performance.


Miraflores, 29 de agosto.



La batería chorrillana en pleno recital (foto de Isa Ramos)


Grupo de teatro Sin auditorio








Pedidos al 98436-4587 y 9999-24675
marletrios77@hotmail.com / exhagrama@gmail.com

jueves, 11 de agosto de 2016

El valor de la verdad

El valor de la verdad

La cultura oficial nos ha impuesto un discurso hedonista y egocéntrico. Este discurso es antisolidario porque es individualista y egoísta en extremo. Rechaza el apoyo mutuo y la solidaridad que nos humaniza. Una sociedad de hiperconsumo y desecho donde viven y reproducen alegres y esbeltos consumidores ama el éxito a cualquier precio porque la cultura oficial tiene varios años bombardeándonos con imágenes y eslóganes que apelan a emociones básicas, autorrealización y confort burgués.

La cultura oficial es alabada por tecnócratas educados en universidades elitistas, políticos oportunistas, dictadorzuelos que prometen “Honradez, tecnología y trabajo”, escritores al servicio de gobiernos corruptos y canallas, estrellas del fútbol y de la gastronomía.

Es preciso rechazar con todas nuestras fuerzas esta cultura elitista y falsa. El Jockey Plaza y los malls de moda no son el Perú. La Confiep y la SNI no son quechuahablantes ni aprecian el aimara. La minka, el ayni y la autoorganización para ellas son delitos graves. Terrorismo puro y duro nada poético. Los poetas oficiales y los novelistas de la sociedad del espectáculo aman el Poder y la fama más que nada. Detestan la autenticidad y el cambio. Son patrioteros porque, como casi todos, son antichilenos, antiecuatorianos, etc. Rechazan la razón crítica.

Es preciso repetir con Gabriel Celaya: “Maldigo la poesía concebida como un lujo / cultural por los neutrales / que, lavándose las manos, se desentienden y evaden”.

Es preciso repetir con Jamiro: “La poesía es un arma y nadie se atreve a disparar”.

Es preciso recitar, junto con Armando Arteaga: “Para qué una bandera, una patria. / Mi patria es la poesía, la barricada donde se queman banderas…”.

Es apremiante reivindicar a poetas que tuvieron huevos como Leoncio Bueno, Allen Ginsberg, Juan Cristóbal, Javier Heraud, Mariano Melgar, Xabier Abril, Edgardo Tello, Oquendo de Amat, Feliciano Mejía, Gary Snyder y otros más.  Vida y poesía. Un ethos de coherencia y dignidad contra los funcionarios y plenipotenciarios del verbo que se vendieron y se siguen vendiendo como meretrices.

Es imprescindible hacer nuestras las palabras del gran Schiller: “Vive con tu siglo, pero no seas el juguete de tu siglo;  da a tus contemporáneos, no lo que ellos aplauden, sino lo que necesitan”.
Lima, 5 de agosto de 2016.

Korriente fluyendo

Colonia gatuna en Santa Anita (foto tomada por Nikos Gamarra)


jueves, 9 de junio de 2016

3 poetas talareños contemporáneos

Nací viendo esos barcos extranjeros
bambolearse en mi mar ya sin gaviotas;
mi barrio era un canchón de vigas rotas
donde ardía el candil de los obreros.
Mi cuarto olía a cal y en sus maderos
yo escuchaba los muertos de las brocas:
iba aprendiendo sus llamas ya remotas,
su alta sombra, sus nombres petroleros.
Mi padre, en voz muy baja, nos contaba
de Alejandro o Martín, y en su garganta
llameaba un mascarón de furia entera.

Alberto Alarcón



*


TRES FLECHAS

Una frase de Artaud
Inyecta mis ojos
Todas las mañanas


I.

Sé que te necesito cada vez que marco tu número de teléfono y nadie responde. Ni siquiera la luz violeta de las teclas La noche y su tremenda redondez que se agita en lo que escribo Tú no te das cuenta pero allí Mi voz es quien toca horizontal tu puerta



II.


Me pregunto si afuera habrá otro cuervo que hable con tu lengua Que se tensione por ti Que vibre en tus alas Me pregunto si existe Si tiene valor Si te merece Aquí tu cuervo grazna Se humedece por ti Se iza por ti como una bandera que se quiebra frenética en su asta



III.


Desde que llegaste he buscado una fórmula para romper mi corazón y le hables con los dientes como quien lanza una música de sangre Un algo para sobrevivir Para tenerte




Muelle de Los Órganos.

*

BIOGRAFÍA

Alguna vez me detuve
Sobre el horror de cantarle a nadie
Para escuchar mis propios gritos,
La melodía del desierto
Que hacía llorar a la esfinge
Y nada era cierto.

Ninguna palabra me servía
Para interpretar mi ansiedad,
Su sombra de animales hambrientos:
Salía con dirección al mar
Y buscaba un poema entre la brisa,
Sobre la arena donde copiaba tu nombre,
Sobre los huesos de pelícanos
Que volaban más allá del precipicio,
Y nada era cierto.

Ninguna canción,
Ninguna palabra,
Ningún verso me servía
Para darle color al abismo;
Una biografía,
Una carta,
Algo,
Y yo tampoco era cierto.

AQUELLOS PÁJAROS

Tú eres el frío del malecón
Que anuncia la mañana,
El agua que cae como una deuda
Que cancelo a plazos,
La sensación de eternidad,
El vuelo de aquellos pájaros
Sobre los que no puedo saltar
Para cruzar el Pacífico
Y tenerte.
Harold Alva




CAOS

lejos del tablazo           la sangre se desborda     
todo es tempestad       aquesta ira no
horas de zozobra          hollada por el mar
es el pasado                  hemos de soportar
que nos interpela          mientras las gaviotas
como antigua deuda     desgajan las nubes
chalanas sombrías         espuma acerada
medusas distantes        oye mi lamento
algas quejumbrosas      tras la marejada
bajamar que llegas        cierne la arena
a esta afligida playa      con tus dedos de
donde sollozamos .       mártir proceloso.         

      
   


HUANCHACO


Una playa llena de mochileros caballitos de totora
Y un solitario pelícano que busca comida
Anteceden al sunset. Los rituales para la buena pesca
Las señas en el mar de arriba percibidas con celo
Por los descendientes del dios de la montaña
A esta hora ebrio en la campiña.
Un muelle desvencijado como prueba de desidia
Un presagio en forma de pez raya
Y una pregunta inesperada frente al mar.
Cautivo como el fabuloso animal
En el mural poblado de mitos y miles de objetos
sublevados
Al pie del Cerro Blanco
Guardo mis votos para un ritual nada cruento.

Márlet Ríos

*

16


Vuela gaviota
taciturna tarde
decrece en labios
sobre cuerdas de
cuarzos degollados

titilante en el ocaso
enciendo el fuego de los huesos
abrigo mis manos
cortadas de tu cuerpo
y la noche desciende
como estruendo
de tus ojos
al cerrarse

vuela gaviota por
el amarillento 0 de la luna
por la luz de los barcos
que luchan contra el viento
y el peso de la noche

vuela por la playa
disipada por las dunas
por el canto y por las luces


RÍMAC


Yo me molesto con la vida
— Y no sé por qué con ella—
Cuando paso el puente
y veo flotar cartitas de amor en heces por el río.
¿Suicidarse desde allí?
—¡Ni loco!—
Seguro la muerte no se animaría
a recoger mi alma confundida
entre toda esa mierda debajo congelada
donde el sol y el infinito
cierran los ojos para no reflejarse en las aguas.
Hasta he llegado a creer que mi reloj se malogró
y dejó de jadear, por hacerme el valiente
estando más de un minuto,
con la esperanza de ver algún loto
entre esa nausea acuática.
Ningún arco-iris se atrevió
a defecar por esos lares,
solo las nubes que a veces escupen,
o algún borracho que micciona decadencia.
Si alguno de nosotros fuera pez,
estar en esos charcos sería:
cumplir cadena perpetua
encerrado en la comunión de todos los gases,
o respirar en la entraña de los estreñidos.
Yo me molesto mucho con la vida
cuando paso el puente y veo ese río,
como un portal parecido a los que salen
en las películas de ciencia-ficción:

este río es el portal que nos aborta
hacia el vomito infinito
de dios.


Mario Morquencho



Mar de Punta Arenas, en Talara.

domingo, 15 de mayo de 2016

Textículos emblemáticos

¿Quiénes somos?
Somos un colectivo artístico de individualidades apasionadas de la poesía, el dibujo, la música, la física aplicada, los mitos antiguos, la historia de los vencidos, la narrativa urbana, etc. La ingeniería, las artes, las humanidades, etc. nos cohesionan y nos remiten al paradigma del individuo del Renacimiento (homo faber y homo ludens por igual).

¿Qué buscamos?

Intervenir en espacios públicos y/o privados para incentivar al público (de cualquier edad) a salir de su letargo y monotonía, producto del trabajo asalariado maquinal y deshumanizado.

korrientea@gmail.com
exhagrama@gmail.com


*****

Peter Pan

Peter Pan ya no vuela,
su horario de trabajo
lo ha esterilizado,
la soledad y el colesterol
abaten sus días,
se ha convertido en
un hombre nervioso,
la decepción lo rodea
como la lluvia de Arabia,
Campanita ahora menstrúa…
Sus ojos de lágrimas
no lo comprenden, ya no eres un niño;
Peter Pan ya no vuela
una úlcera lo detiene como un girasol.
Nunca subió a un tren
y nunca subirá con sus valijas,
Garfio globalizó y monopolizó
su mundo,
las leyes son claras
todos envejecen,
especialmente tú
que observas con catalejos
y ese dolor de  espalda,
tu migraña no te deja resplandecer
y el alquiler del árbol
ya no es el mismo
cuando luchaste con tus ideales.
Ahora eres un manojo de nervios,
tus juguetes te miran
rompiéndoseles el alma
estás con barba y catalejos
y ya no puedes volar,
permaneces inmóvil
en una manta de musgo,
la niebla timorata
te calma el hambre,
el estrés te ganó de nuevo
y te rindes,
mordiendo tus labios
resecos de impotencia
revientas en llanto
en mi hombro…
Ya ni siquiera puedes hablar.
Hoy Wendy empezó a tejer
para sus nietos,
y Peter Pan ya no vuela…

Korriente A en recital poético en la Universidad Garcilaso de la Vega. Viernes 16 de diciembre 2016




Yo rompí nuestro amor

Yo rompí nuestro amor
por un auricular
y creí sentirme aliviado
pero fui el hombre más ruin de la faz de la Tierra,
tiempo después
decidimos regresar
y creer
en ese gran amor pasado,
pero
esta vez,
tú fulminaste mi corazón,
con ese correo electrónico
y tuviste tu sweet revenge
como la mejor película de Tarantino.

Judas

Judas presenció la marcha sindicalista
en Chicago,
lloró como un niño
cuando no lo perdonamos
al fallarle las ecuaciones, aspiró monóxido de carbono
para brindarnos el alba,
sin embargo
no es un superhéroe de la Marvel.


Norma poética
De acuerdo
con las normas poéticas
debería hablar
de tu vientre
y compararte con los geranios,
pero no soy proclive a las normas,
solo deseo
hablar de tus viajes
y el olor a pino
de los antiguos parques.


Pool Carbajal

*****

Me gusta leer a Bukowski por las mañanas
y ver cómo pasan las orugas
bajo mi ventana
allá afuera es otro mundo
diferente a mi cuarto
estas cuatro paredes son mi mundo
y yo me siento bien
aquí adentro
aunque a menudo nadie me
visite
yo estoy feliz con esto
podría estar así
el resto de mi vida
pero ellos tocan mi puerta
y gritan:
“¡ya es tarde, qué esperas
levántate
tienes que ir a trabajar!”.


S/T

Entonces llegaron a mi vida las
jeringas
yo siempre las evité
en la calle
la cosa está dura
pero yo voy a los hospitales
y las enfermeras me saludan
y me dicen frases como
¡vamos, Zénder, tú puedes!
y me cargan media nalga con kanamisina
y yo protesto y me
rehúso a creer que esta sea la
única manera de
salvar mi vida
y pienso
que todo el dolor del mundo
está hecho para
nosotros los pobres
porque sabemos de esto
y solo nosotros podemos soportarlo
todo lo demás
está perdido.

Jamiro

************

Ni luz, ni oscuridad
ni tosco suelo, ni suave lecho
ni día encendido, ni noche colmada de misterio
ni dulce vino, ni agrio desconsuelo
si fui minúscula molécula en el bello paraíso
o en el triste infierno
jamás recuerdo pedir sentido en esta realidad

Ni soledad, ni compañía
ni plato colmado de sopa,
ni tantas miradas vacías
ni la noche que te descubrí
sobre mi cama, ni la tarde que maldije
hacerte mía.
Si fui molécula en el bello paraíso
qué diablos hago en esta ciudad sombría.

Ni meditación profunda,
ni voces en mi confundida cabeza
ni paz mentirosa, ni pequeños
arrastrados por la guerra,
ni cura prodigiosa, ni virus
que ensucia las venas
si fui minúscula molécula en el triste infierno
qué hago aquí, mutilando mi endeble entendimiento
entre sombras extrañas y disfuncionales teoremas.

Ni de aquí, ni de allá
ni mío propio
ni ajeno sin dueño
ni suave bocado, ni rancio sueño embustero
ni iluminado, ni ciego
ni llanto, ni risa
ni fuerte abrazo, ni olvido en la desdicha
no, susurro no
no grito libertario
no camino perdido 
no camino encontrado
si fui minúscula molécula
en este universo tan vasto.........
soy una Historia de otro tiempo
encerrado en una forma que envejece
atrapado en esta frecuencia
que no recuerdo haber amado
yo, yo....jamás recuerdo pedir sentido
en esta realidad.

Destino Kañón


**

Alma-noche


Cuando no puedo pronunciar tu nombre
Respiro tu influjo incardinada Noche 
Siento tu aliento desguazado
Te reconozco entre edificios abandonados farolas
Silenciosas y tugurios sin que huyas de mi aura gris
Mientras neura se resiste a dejarme
Con mis pantalones gastados y mi liviandad en ascuas 
Fue amor a primera vista 
Desde aquella enmierdada escuela con nombre 
De escritor danés de cuentos infantiles 
A caballo entre la pubertad y la desesperación 
Y te busco compulsivamente 
Como serial killer
Entro en tu carne de guaricha indomable 
Respiro tu influjo de tótem envolvente 
En esta inhabitada urbe de ramajes de fibra óptica 
Donde todo está perdido 
Donde la conmiseración es una chanza 
Y los niños son autómatas sonrientes que destazan pajaritos 
Y yo siento una pena insondable por tu partida. 

Márlet Ríos

**


Los grandes duermen

Sórdido es el tiempo
¿Quién lo entenderá?
Es como el llanto de la luna
en el horizonte de altamar…
¿Qué diría Vallejo
si se despertara de su yacija?
¿Volverán a correr sus potros
por los abismos de oscuridad?
¿Qué diría Mariátegui
de su sendero de luminosidad?
¿Triunfarían esas huestes
del campo a la ciudad?
¿Despertaremos a Valdelomar,
en un tañer de campanas?
¿O en una cena pascual?
¿Estarán volando sus cóndores
por la eternidad?
¡Señor  Ricardo Palma!
Ilustre caballero…
¿Su inga y su mandinga a todos unirán?

Pero… llega un viento
disfrazado,
cual sonido de quenas…
Trayendo a un niño malcriado
un literato malgeniado
todo a él le han dado…
¡Y en el circo del hado
todos de él se reirán!..
Mientras los otros
yacen sepultados…

Victolman
14-10-2013.

Chorrillos-Lima-Perú.

Korriente A, Victolman y otros en huarique de Surquillo, agosto 2016

S/T

1

Las princesas ya no existen, 
Ahora solo son una invención social, 
de la que se valen grupos mercantilistas
para vender objetos inútiles. 

En cambio, 
sí existen las brujas, 
las luchadoras, 
las intelectuales,
las santas, 
las sanadoras, 
las estafadoras,
las putas...

Sí, las putas.
¿Qué sería de algunos hombres
sin las putas?...

En cierta ocasión conocí a una,
que tenía las manos de sanadora,
la cara de santa,
el lenguaje de guerrillera
y podía contar hasta diez, en ocho idiomas;
Y a su lado fui feliz...

2

La felicidad me distrajo por mucho tiempo
Y te alejo de mi vista, Soledad.


Pero hoy,

Que la felicidad me ha abandonado,
Y vuelvo a ser tuyo nuevamente;
Te vuelvo a ver,
Ahí, sentada,
Al borde de mi cama,
Desnuda y con las piernas cruzadas,
Con una cara de: “te esperaba”,
“Solo era cuestión de tiempo”…


Yo mismo, me quito la corbata, la camisa, el pantalón, 

Todo;
Y me ofrezco de nuevo, a ti.


Tú solo abres los brazos,

Me brindas un largo beso
Y todo se hace oscuridad…



6

Hay que aprender a meterle mano a la muerte.
A excitarla:
Rozar sus senos, 
y que ella no diga nada.
Tocar sus piernas por debajo de la mesa,
Y que ella solo siga contando sobre su último trabajo.

Meterle el dedo, mientras mira a otro lado,
Cierra los ojos y abre más las piernas…


Hay que aprender a meterle mano a la muerte,

Y así, ganar un día más de vida…

Luis Cuenca

Foto de Lola V.





Uno contra Chinaski



Jamás podrás expresar
lo que quieres decir
en el fondo del alma
el alcohol no te hará
una persona culta
ni la pasta
solo tu hígado quedará
como un carburador
chamuscado y silente
y lo peor será
que nadie dará un solo cobre por ti
fama o notoriedad
ego o complacencia
la frivolidad como un catalizador
que hará tus noches más livianas
lejos del verdadero dolor
que de verdad importa
ese del que hablaba Vallejo
y blandía Edith Piaf
envuelta en su vestido negro.
Ni el alcohol ni la pasta
te volverán erudito
ni libertardor de las masas
oprimidas por el Estado
y su casta de parásitos ramplones
Qué espíritu de esta época
en la que todos están (estamos) tan cómodos
como aletargados
y eso te incluye a ti
que solo quieres disfrutar
y ser inmortal
con un poco de pasta
y harto desenfado.


Gary Rojas